Plaza de la Constitución y Pasaje de Chinitas

La céntrica plaza de la Constitución, hasta 1812, llamada plaza Mayor, es un buen lugar de encuentro. También para pasear por la ciudad, ir de compras o salir a tomar copas con los amigos. La famosa calle Larios desemboca en la misma, al igual que el conocido pasaje de Chinitas. En Navidad la plaza se adorna con un gran árbol monumental y luces navideñas. Por Carnaval se celebran festejos y en la Semana Santa se ubica la tribuna de las autoridades, ya que aquí tienen lugar actos importantes de estas fiestas. En agosto durante la Feria de Málaga encontramos las Casetas, y es que la plaza desde su origen ha sido centro social, muy protagonista de los actos y celebraciones de la ciudad.

En un lado de la plaza se encuentra la fuente de Génova, ocupando exactamente el lugar dónde se instaló en el siglo XVII. Después de haber sido trasladada a Alameda y al Parque de Málaga, en el año 2003 fue de nuevo ubicada en la plaza Constitución. Se puso en un lateral, para que no obstaculice la instalación de la tribuna y las carpas durante los festejos y celebraciones que tienen lugar. Aunque no hay documentos que lo demuestren, se piensa que se esculpió en la ciudad de Génova en el XVI, por orden del emperador Carlos V. De estilo renacentista italiano y esculpida en mármol blanco, se compone de motivos marinos y mitológicos como delfines, sirenas, y el dios Neptuno, además de los escudos de Málaga y España .

Desde la plaza, atravesando el arco que antiguamente fue la portada del desaparecido Convento de las Agustinas, nos adentramos en el animado Pasaje de Chinitas, calle en forma de cruz, con una curiosa plazoleta central, dónde se encontraba el famoso Café Teatro de Chinitas, referente internacional gracias al poeta Federico García Lorca. Durante  años fue el pasaje fue un lugar de gran actividad comercial, pero en las últimas décadas entró en declive. Actualmente este precioso rincón de Málaga ha sido rehabilitado y constituye lugar recoleto muy agradable dónde tomar una caña y picar algo en el centro histórico de la ciudad.

Deja un comentario